Consejos,  Opiniones Desenfrenadas

Los verdaderos comportamientos tóxicos en Twitter

A estas alturas, hasta dudé de usar la palabra “tóxico” en este post porque está satanizada. Sí, en Twitter todo es exagerado, satanizado, criticado, y casi siempre odiado. Es una red social que siempre crea tendencias y temas de conversación extensos. La controversia es su plato principal y básicamente es el periódico mañanero de muchos. Por eso ahora resulta tan complicado detectar comportamientos tóxicos en Twitter.

Y es que en esta red social ha habido una evolución que ha acarreado una marejada de emociones para el usuario promedio. Ciertamente no creo que sea la app apropiada para cualquiera.

¿Quieres saber si esta red social es para ti? ¿Quieres saber en qué consisten esos “comportamientos tóxicos” que hay en Twitter? Quédate conmigo en este post y lo sabrás.

 

Muchas personas presumen saberlo todo, pero en realidad no saben nada.

En esta red social vas a encontrar muchísimos usuarios asegurando ser expertos en varios tópicos, pero nada más alejado de la realidad. Al menos la mitad de los que presumen saber mucho, muy en el fondo no saben nada.

Para detectar a estos “sabelotodos” basta con revisar su timeline y notar que solamente buscar llevarle la contraria a todos y propagar información falsa. Sí, información que al verificar con fuentes confiables, termina siendo falsa. 

Por supuesto que estos usuarios son diferentes a aquellos que sí se encargan de informar correctamente y ofrecen fuentes confiables. Estos casos suelen ser menos presumidos y cero amantes de la controversia, por lo que a la larga, resulta fácil encontrar a verdaderos conocedores de algo en Twitter.

 

La invasión de los Social Justice Warriors

Hace unos cuantos años Twitter era una red social más armoniosa. Si bien podía haber uno que otro drama, la mayoría del tiempo solo se compartían noticias importantes y chistes de la vida cotidiana. Todo muy lindo para ser cierto, porque los SJW vinieron a destruir esa especie de “paz virtual” que había entonces.

Podría hacer un post muy largo sobre los Social Justice Warriors, pero este no es el caso. Solo te resumo que son individuos, en su mayoría de la Gen Z -NO MILLENNIALS, como suelen confundir- que se ofenden básicamente por cualquier cosa y quieren ajuro y porque sí imponer su forma de pensar, así no tenga sentido alguno. Son expertos en lo políticamente correcto y siempre luchan por forzar la moral en casos innecesarios. Quizás tú, que estás leyendo esto, ya sabes de quiénes hablo, o quizás sea uno…espero que no, con honestidad.

En fin, en este grupete entran las feministas radicales, personas que dicen apoyar la comunidad LGBTQ, pero en realidad solo la hacen quedar mal, y un sinfín de especímenes expertos en hacerte ver como villano de película en tan solo 240 caracteres. Ah, su palabra favorita es “facho“, porque si no estás de acuerdo con ellos, pues ya de inmediato eres “facho” o “facha”, o sea, fascista. Si eres venezolano, creo que te sonará familiar la palabrita.

En conclusión, estos chiquillos claramente entran en el grupo de personas con comportamientos tóxicos en Twitter. Sobran las razones.

 

La contraparte de los SJW: Los súper ultra “derechistas” que aseguran también tener la razón

No todo es un extremo. Así como los SJW son ciertamente intolerables, y muchos de ellos suelen ser de izquierda radical, no faltan los del otro lado.

Y cuando hablo de los del otro lado, me refiero ahora a los ultraconservadores, los que son “súper derecha” y que aseguran tener la razón a todo momento.

Lo grave de este grupo, es que coinciden en los SJW en querer imponer sus ideales, y te tacharán de inmediato de “socialista” solo porque no estés de acuerdo con algunos de sus argumentos. Pero no te preocupes, no quiere decir que lo seas, solo están ofendidos.

Eso sí, nada más entretenido que ver a ambos bandos discutiendo por algún Trending Topic en Twitter. No hace falta decirles nada, con observar te ríes mucho.

Los famosos “Twitstars” que jamás darán su verdadera identidad

Alejándonos de los radicales en cuanto a temas sociales y políticos, tenemos a los denominados “twitstars” para algunos. La verdad, el término lleva años usándose, y se refiere a los individuos que terminan siendo populares únicamente en Twitter.

Ahora bien, eso no tiene nada de malo ¿cierto? Claro que no…hasta que te topas con los que lo llevan al extremo.

Algunos “twitstars” creen que por su cantidad de seguidores o su engagement en su timeline, son poderosos por completo y pueden hacer cualquier cosa. De hecho, varios tienen el ego a millón y no tendrán pena en querer humillar a cualquier persona solo por dar una opinión de lo que sea.

Lo grave de varios, es que suelen escudarse en una identidad falsa en Twitter para no demostrar quiénes son en realidad. Y casi siempre, terminan siendo unos típicos hombres pasado de los 30 años con muchas inseguridades y con toda la actitud de perdedor. Solo que claro, eso no lo verás en Twitter.

Por lo tanto, ten cuidado con estos especímenes que entran en grupos tóxicos, mejor es simplemente evitarlos.

Realmente cualquiera puede serlo

Por último, no me queda más que aclararte que hay todavía muchos grupos de especímenes particulares en Twitter que sueltan veneno hasta decir basta. Pero que a ciencia cierta, cualquiera puede ser tóxico en una red social, y más en una como Twitter.

Por lo tanto, más allá de nombrarte particularidades de algunos individuos, queda de tu parte saber que son muchas las personas que usan el social media como su escudo para ofender, agredir, o imponer actitudes realmente insoportables.

Y es ahí donde debes analizar si realmente estás preparado para adentrarte en un lugar como Twitter.

Si eres una persona fuerte, de pensamiento asertivo y que evita drama, probablemente estés preparado. Pero si eres muy suceptible, fácilmente manipulable, o alguien que puede resultar muy agresivo con sus opiniones, mejor evítalo.

De todas maneras, si te abres una cuenta en esta red social, tienes la opción de desactivarla cuando desees. Yo lo hice un par de veces para descansar de algunos problemas, y si dura menos de 30 días, puedes recuperar la cuenta y se refresca con un timeline nuevo y es como si nada hubiese pasado.

Así que todo queda de tu parte, pero solo quería informarte un poco sobre la verdad de Twitter y sus verdaderos comportamientos tóxicos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza