Rutinas

¿Cómo tener una rutina de mañana realmente efectiva?

Nunca he sido una early bird, y sé que no soy la única. El tema es que en el mundo en el que vivimos, tener una rutina de mañana productiva se vuelve algo casi necesario…

Pero ¿adivina qué? Hay formas de lograr esa mañana “productiva” sin que sea un martirio (no, no tienes que pararte a las 5 de la mañana si no trabajas tan temprano, te lo aseguro).

Hoy te quiero dar algunos consejos para lograr una rutina mañanera que sea apacible para ti, y que además vaya acorde a lo que realmente necesitas. 

Puede ser solo meditar, escuchar música, tomar una taza de café, etc. No importa tus preferencias, ten por seguro que aquí encontrarás puntos claves para dar con una mañana efectiva y al mismo tiempo agradable para tu estilo de vida.

Primero, enfócate en una sola cosa que creas esencial

Por varios meses yo me dejé llevar por lo primero que saliera en la mañana. A veces despertaba y pasaba media hora o más viendo memes en Facebook hasta por fin pararme a comer algo, y otras veces primero despertaba a meditar y de inmediato hacía ejercicio. 

El problema con ambos escenarios es que no me sentí “productiva”, y mucho menos “agradable” a largo plazo. Esto pasaba porque por un lado solo me dejaba llevar por la procrastinación, pero por el otro tenía tanto exceso de control, que el efecto burn out terminaba apareciendo apenas a las 3 p.m.

¿Qué hice para cambiar esto en mi rutina de mañana? Simple, me enfoqué en una sola cosa esencial para mis mañanas.

Así como lees, una sola cosa. No miles de hábitos, sino uno solo.

Recuerdo muy bien que primero me propuse a tomar agua al despertar, y ese fue mi enfoque por una semana. Con tan solo trabajar en ese pequeño hábito ya estaba sintiéndome más cómoda con mis mañanas.

Del vaso de agua en la mañana, luego me enfoqué en escuchar un podcast tranquilo por 6 minutos (y es ahí donde encontré la maravilla de Despertando Podcast). Luego de eso, me enfoqué en caminar por el parque al menos por 10 minutos para mover mi cuerpo, y así sucesivamente.

¿Te digo algo? Nada más ese enfoque me tomó VARIOS MESES, pero fue increíble lo bien que me hizo sentir a largo plazo. 

Ahora ya tengo una mejor idea de mis rutinas mañaneras porque no me exijo más de la cuenta, pues siempre recuerdo este principio básico de enfocarse al menos en una cosa y listo.

Trata de despertarte a la misma hora siempre

Despertar a la misma hora aumenta la posibilidad de que tu rutina de mañana se sienta más tranquila y así puedas ir trabajando con tus hábitos poco a poco.

Además, esto te “obliga” a tratar de dormir a la misma hora la mayor parte del tiempo, y ya hay varios estudios comprobados demostrando la importancia de tener un horario de sueño regular.

¡Ojo aquí! Este es un friendly reminder de que NO TIENES QUE PARARTE A LAS 5 DE LA MAÑANA si no hace falta. Tú escoges tu propio horario de sueño acorde a tus necesidades, y sobre todo a tu adaptabilidad en temas como el horario de trabajo. 

Así que ya sabes, si no eres una early bird como yo, no te obligues a despertar antes de las 7am, no es necesario.

Escoge una sola actividad productiva que te haga sentir bien

Está bien querer sentirse “productivo” para comenzar el día con fuerza, pero para ello, lo mejor es que priorices solo UNA ACTIVIDAD productiva en la mañana, y no miles.

No tiene que ser una actividad extraordinaria, basta con algo tan sencillo como salir a caminar, o meditar por 5 minutos.

Por ejemplo, hace unos meses mi única prioridad en la mañana como actividad productiva era hacer yoga, así fuese 10 minutos. 

Con el tiempo esto lo fui adaptando, y ahora mi enfoque es hacer ejercicio al menos por 45 minutos. Insisto, no tiene que ser algo así, puedes variar acorde a algo que te haga sentir bien y a la vez productiva.

Te dejo estos ejemplos:

  • Meditar por 5 minutos al despertar.
  • Escribir 3 objetivos del día.
  • Preparar una taza de café mientras visualizas tu día.
  • Estirarte por 7 minutos.
  • Pasear al perro para así mover el cuerpo.

Y la lista puede seguir. Solo trata de enfocarte en una sola cosa y hazlo de manera consistente para así volverlo un hábito, la diferencia es increíble y ayuda un montón a mejorar tu rutina de mañana.

Evita las redes sociales apenas te despiertes

Ya sé que parece imposible, pero créeme, sí marca una diferencia. No te voy a negar que algunos días igual caigo en la tentación de revisar algo en Instagram al despertar, pero la idea es evitar que sea un hábito.

Apenas despiertes, no revises el celular para ver redes sociales. Cambia esto por algo más amigable y saludable para ti como puede ser escuchar tu música favorita, un podcasts, utilizar apps como estas para practicar mindfulness, etc.

Insisto, la flexibilidad es clave, es normal de vez en cuando caer en esa tentación de “escrolear” TikTok al despertar, pero por favor, no lo hagas a diario si quieres realmente hacer un cambio más agradable y productivo en tu rutina de mañana.

Escoge tres objetivos principales para tu día

Optimiza tu mañana escogiendo solo tres objetivos para el día. Si tienes una agenda ¡aprovecha y escribe esos objetivos ahí! o si prefieres hacerlo en el celular, adelante.

¿Por qué solo 3 objetivos? Pues la idea no es sobrecargarse de metas en el día porque eso solo produce más estrés. Además, mientras más metas te pongas en el día, mayor la probabilidad de que no las cumplas todas o lo hagas a medias.

¡OJO! Metas no es lo mismo que labores o tareas mundanas. La propia RAE te dice que una meta es un “fin a que se dirigen las acciones o deseos de alguien”. En pocas palabras, es más bien algo que realmente quieres lograr en el día para sentirte bien.

Mentalizarte con estas 3 metas en la mañana es una buena forma no solo de armonizar tu día, sino también tu estilo de vida. 

¡Disfrútala!

Un último consejo para mejorar tu rutina de mañana: ¡Disfrútala al máximo! No tiene que ser una rutina rígida todo el tiempo, si quieres variar ¡Adelante!

La idea es que hagas cosas que realmente disfrutes en la mañana, ya sea salir a correr, escuchar música, tomar café ¡o incluso lavarte la cara y maquillarte! No importa lo que escojas mientras sea algo que te traiga bienestar. 

No olvides ser flexible con esta rutina, y evitar juzgarte en el proceso. Esos puntos también son clave para que cada día logres tener una rutina de mañana agradable y productiva, sin sacrificar tu salud mental. 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza