Consejos,  Tendencias

Tendencias de los 90 que NO queremos ver de nuevo

Ah, los noventa. Esa década fue una maravilla, no lo niego. Yo nací en 1992 y la verdad tuve la fortuna de vivir mi infancia en esa era. Y ahora está de regreso, con fuerza, ya lleva un par de años esta onda retro noventosa, qué genial. Buscas en Google y te aparece de todo “¡Tendencias de los 90 que han vuelto!” “¡Prendas de los 90 que volvemos a usar!” y así, todo hermoso, todo lindo…pero, ni tanto ¿saben? ¿Qué hay de ese lado oscuro de los 90? ¿Tuvo esta década cosas que preferimos olvidar? OH, SÍ, sí las tuvo.

Y para que no se nos olvide, para que evitemos que renazcan, aquí se las menciono. Ojo, ya he visto a varias personas igual volviendo a caer en las garras de estas tendencias de los 90 que fueron una pesadilla en esa década. Bueno, cada cabeza es un mundo y supongo que igual no podemos obligar a nadie a no usar algo.

De todos modos, aquí les dejo lo que para mi fueron los horrores de ese entonces. Las tendencias de los 90 que NO queremos volver a ver de nuevo, nunca, JAMÁS.

 

Koalas o Fanny Bags muy grandes a la cintura

 

 

Ok, la verdad, los “koalas” o famosas fanny bags son muy útiles. Puedes llevarlas como prefieras y básicamente ahí te cabe todo lo necesario. Pero estemos claros en algo, es una de esas tendencias de los 90 que inevitablemente nos recuerda a nuestra mamá saliendo a hacer mercado y que la verdad, salvo uno que otro caso, se veía bastante feito.

Era CERO estético usar un koala o algo así en la cintura, SOBRE UNA FRANELA/POLO/CAMISA o como prefieran llamarle. Saben muy bien que se veía espantoso porque solía destacar los rollitos de más para muchos.

Creo que a las únicas que les quedaban bien estos bolsitos eran a las top models y celebridades con cuerpos esculturales, porque bueno…ellas no tienen nada qué ocultar ahí, además que sabían con qué usarlo. Y hago más énfasis en saber cómo usarlo más allá del cuerpo, porque déjenme decirles que una prenda XL no es opción. Solo no, ni lo pienses.

 

Goldie Hawn y Kate Hudson (Foto: Jim Smeal/WireImage)

 

Los “cortavientos” demasiado coloridos

 

 

A ver, a menos que seas Will Smith en El Príncipe del Rap, o Bruno Mars haciendo una gira, la verdad creo que estas casacas “cortavientos” o windbreakers no son la mejor prenda para todo el mundo. Quizás a algunos les quede bien, quizás esta sea una de las tendencias de los 90 que puede servirle a un público, pero a mi particularmente me desagrada.

Y lo peor es que con esta onda noventosa, cualquiera ha querido usar estas prendas…pero la mayoría termina pareciendo esos muñecos inflables que están en los talleres mecánicos, ya saben…

 

 

Así que, de nuevo, esta es otra moda que definitivamente muchos no queremos volver a ver, por favor.

 

 

El exceso de Animal Print

 

 

Solo hubo una celebridad noventosa que sabía “rockear” el animal print correctamente, y esa era Fran Drescher en “The Nanny”.

 

 

El resto de los mortales pues…para nada. La mayoría terminaba pareciendo una mala copia de Janice de Friends, porque la verdad no sabíamos el secreto detrás de los que trabajaban en el Vestuario de “The Nanny”. Gracias a la vida que ya con los años se supo, y el animal print sigue vigente pero de una forma más estilizada, la cual es fenomenal.

Pero como todo, la onda noventosa ha vuelto con fuerza y más de una ya cree que está más que bien usar el Animal Print como si fuese camuflaje militar, y pues…eh, no. El exceso de estos patrones sigue viéndose visualmente sobre cargado y forzado, y con honestidad, es otra de las tendencias de los 90 que preferimos olvidar, por completo.

Cabe destacar que en la era “emo/scene” tuvo su reaparición y también querían usarlo demasiado, hasta yo caí…y por supuesto que también se veía horrible, entonces recuerden amiguitos/as. NO USEN EL ANIMAL PRINT EN EXCESO.

Cejas muy delgadas que preferimos olvidar

 

Foto: Ron Galella

 

El maquillaje era otro aspecto que destacaba muy fuerte en los 90. Todo era colores metalizados o mate, los famosos labiales marrones y el lápiz oscuro para resaltar la mirada, sí, muy lindo todo, hasta que veías…LAS CEJAS.

Sí, esas cejas de antes que parecían más unas comas muy estiradas que otra cosa, de verdad que fue otra tendencia de los 90 que no queremos recordar en lo absoluto. Gracias a la evolución que con los años eso quedó por fuera, y volvió la era de las cejas naturales y pobladas, pero sobre todo, naturales.

Como breve anécdota personal, les confieso que esa moda de cejas delgadas perduró hasta principio de los 2000 y a mi me hacían mucho bullying y acoso porque era la antítesis de todo esto. Mis cejas eran excesivamente pobladas cual portuguesa, y para variar muy oscuras, lo que hacía contraste con mi palidez de entonces -ahora sigo siendo pálida, pero un poco más tostada y pecosa jajaja- así que se imaginarán, era el hazmerreír y más de una vez quise deshacerme de ellas.

Mi mamá, muy sabia, me regañó esas veces y me insistía en que debía respetarlas y que mas bien hacían mi cara más bonita. Quién diría que con el tiempo aprendí a quererlas y ahora siento que mis cejas son lo que más quiero de mi cara, y que básicamente muchas de las chiquillas que me acosaron entonces pues…hacen lo imposible por tener cejas gruesas. ¿Ven? Eso es el karma.

 

 

Y el recordatorio extra de que esta tendencia fue horrible, sobre todo porque muchas se sacaron LITERAL todas sus cejas solo para hacerse unos hilos. Si tus cejas son naturalmente delgadas, déjalas así, pero no las adelgaces más, POR FAVOR.

 

Casacas transparentes que NO necesitamos sin lluvia

 

 

Ah, los noventas y la magia de hacer tendencia cosas innecesarias. Entre esas estaba la famosa casaca/chaqueta transparente de plástico que básicamente era un impermeable, al menos ahora que lo pienso.

Si, en ese entonces era cool y hasta yo moría por una de esas cuando tenía 6 años, pero la verdad…es que si lo analizamos bien, era un tanto innecesario.

Muchas celebridades quizás lo supieron usar y qué genial, pero en esta era volver a resurgir esta moda sería un poquito absurdo porque…es una casaca impermeable TRANSPARENTE, eso lo usan en Japón solo CUANDO VA A LLOVER ¿Entienden el asunto?

Así que a menos que llueva a cántaros por donde vives, creo que es mejor evitar esta prenda. Ah bueno, lo otro claro es que tengas algún patrocinio o algo similar, qué sé yo, algo que exija la prenda en sí. Pero del resto, de verdad, solo no te la pongas, just nope.

 

Delineador labial que no querías mirar

 

 

Hubo una era oscura en el maquillaje que todos queremos olvidar. Oh, sí, en donde estaba de moda usar un delineador de labios EXCESIVAMENTE OSCURO sin importar que el labial fuese rosado claro. Ugh.

Esa es otra de las tendencias de los 90 que muchos queremos dejar como un mal recuerdo. Esos labiales satinados rodeados de un delineado marrón o hasta negro era lo último que queríamos mirar en el rostro de las celebridades, pero bueno, era la “onda” y para ese entonces se veía cool. Ahora mirarlo es una pesadilla.

 

 

Ahora está la tendencia noventosa en el maquillaje, como dije antes, y qué chévere, pero esperemos que no por eso resurja esta pesadilla que ninguno quisiera tener ni en sus peores noches.

 

Plataformas indeseadas en los 90 que viajaron en el tiempo

 

 

Era solo cuestión de tiempo para que volvieran las temidas plataformas de esa era que nadie pidió, nadie quiso, pero de la nada resurgieron.

A mi me encantan las plataformas, me fascinan y se me hacen muy cómodas. Aún así, una cosa es una plataforma sutil o al menos que mantenga un color uniforme con el tipo de calzado, y otra cosa son las monstruosidades que se ven por ahí.

En esa era noventosa, las plataformas podían ser como quisieras, no había temor. Honestamente, creo que con los años todo el mundo quería olvidarlas porque algunas eran estéticamente espantosas. Ahora bien, no tuvimos que pensar en ahuyentarlas porque efectivamente con la nueva era de los 90 en estos años, volvieron a venir y en sus peores variaciones.

Así como los crocs, pues llegó la “suela tractor” y sus similares. Y sí, son espantosas pero las seguimos viendo en la calle. Ojalá de verdad las hagan desaparecer pronto.

Ahora con ustedes, un bonus

Tendencias de los 90 que las exageraron: Jeans excesivamente rotos

 

 

Y para finalizar el post, les dejo una tendencia que si bien era súper noventosa, en esta era se la llevaron al extremo y ahora si es espantosa: Los ripped jeans.

En español, sería jeans rotos, y pues…nada más que explicar, consiste en tener estos pantalones con algún roto. Con la onda del grunge a principios del 90, era normal tener esta prenda, y la verdad en ese entonces se veía muy decente y bonito porque casi siempre era algo que se entendía, es decir…seguía existiendo el pantalón.

 

 

Pero entonces, como cosa rara, el exceso atacó en estos años y ahora resurgió esta moda…PARA MAL. Si bien me parece fenomenal -como a muchos- que hayan vuelto los ripped jeans, todo tiene un límite.

Se ve muy bonito esos rotos sencillos en las que ves la media de malla por debajo, o algo similar, realmente me encanta esa moda. Pero creo que cuando ya el jean deja de ser pantalón, y pasa a ser un trapo con tantos rotos encima pues…ya pierde sentido.

 

 

De hecho, he visto demasiado esta tendencia en Instagram. Vi incluso el caso de una influencer -no diré nombre por respeto-, la cual posteó una foto de un short denim básicamente DESTRUIDO por la mitad, en serio, la mitad del short era inexistente. Y la cantidad de comentarios diciendo que eso estaba genial, que era revolucionario, y que era una moda fenomenal era…pues triste, porque eran varios.

Vamos, que para eso, creo que mejor agarrar unos pedazos de jean de la calle y listo, ya tienes la prenda. Pero a mi parecer, al igual que a muchos más, esta manera de haber exagerado una tendencia que era tan bonita en los 90, es simplemente innecesaria.

 

Para reflexionar…

 

En fin, gente linda, gente bella, para concluir recuerden que este post lo hice principalmente desde el humor, recordando las cosas “feas” de ese entonces, pero que igual todos somos libres de usar lo que queramos mientras sepamos qué consecuencias trae eso.

Si quieren andar con sus plataformas de tractor y un jean que parece un trapo, es su decisión porque somos libres. Este post lo hice para informarlos, sí, pero principalmente entretenerlos.

¿Conocen otra tendencia espantosa de los 90? Si es así, déjenla en los comentarios o a través de mis redes sociales que verán al final del post, Bye!

Share & Like!
error

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza