Reseñas Cinéfilas

REVIEW CINÉFILO: DUNKIRK (2017) – SIN SPOILER

                             

Luego de una larguísima espera sin posts, acá les traigo una reseña cinéfila sobre una de las películas más esperadas del año: Dunkirk, o Dunkerque en español, lo último de Christopher Nolan que por supuesto ya da bastante de que hablar, sobre todo al tratarse de uno de los maestros del cine más resonados y respetados en la actualidad.
¡No se preocupen por los spoilers! Como sabrán, mis reseñas no contienen spoilers, y en tal caso de que decida ponerlos, sería en un post aparte. Este no es el caso, así que pueden leer esto con toda la confianza del mundo si todavía no han visto la película. 
Es difícil que Nolan decepcione, no es mentira, eso no quiere decir que siempre haga películas PERFECTAS, pero si indica que su visión cinematográfica es bastante creativa, ingeniosa y que por eso tiene bien merecida su popularidad. Es por esa razón que “Dunkerque” es otro claro ejemplo de la esencia de Nolan, de su mentalidad tan peculiar en el séptimo arte. Si buscan en Google más reseñas de esta película, verán que las mayorías son positivas, pero no por eso tiene sus detractores, los cuales tienen buenos argumentos para criticar negativamente Dunkerque, pero muchos de estos se alejan de lo que justo mencioné anteriormente; se alejan de la visión cinematográfica de Nolan, el cual no siempre irá con lo tradicional, y no por eso un film debe convertirse de inmediato en algo malo.
Ahora bien, vamos por partes. Dunkirk es una película que si bien puede entrar en los films bélicos, no es esencialmente la clásica película de guerra ¿por qué les digo esto? fácil, está basado en un hecho real, pero con tantos detalles del director (Nolan) que efectivamente hace que otros aspectos importantes históricamente hablando desaparezcan. Es decir, no esperen prácticamente el clásico film de la Segunda Guerra Mundial que roza lo documental, y no lo digo de mala forma, no tienen idea de lo mucho que yo adoro estas cintas, lo digo para que no vayan con la percepción de “iré a ver una película de la WWII que seguro será muy parecida a las que he visto antes”. Este NO es el caso.
Algo importante a destacar es que la trama de esta película se desenvuelve de una manera algo compleja de entrelazar porque bueno…es Nolan, sabemos lo mucho que ama este hombre hacer películas diacrónicas o atemporales. Tienen que estar bastante pendiente de todos los detalles que ofrece la película para comprender mejor la historia, de esa forma no será tan difícil enlazar todo. Ahora bien, aquí puedo agregar algo que quizás si es un aspecto negativo, pero es necesario mencionarlo. Si bien la historia se entiende, no es mentira que le faltaron ciertos detalles para que se sintiera mejor todo los puntos más dramáticos del film. Esto, a la par con la falta de empatía entre los personajes, es lo que hizo que el film, a mi parecer, no fuese 100% PERFECTO, y estos son los motivos también por los que tiene sus detractores. Eso sí, son detalles que si bien afectan la película, no es algo grave porque la cantidad de virtudes son mayores.
Cuando notas que Nolan quiere resaltar a sus personajes POR IGUAL, y que quiere destacar el heroísmo desde una perspectiva que va más allá de salvar un personaje, es cuando comprendes el por qué decidió entrelazar las historias de la forma en la que lo hizo. Esta película trata sobre la Operación Dinamo, enfocándose en la labor de los ingleses, NO ES SOBRE un personaje en sí, son varios, porque quiere resaltar sentimientos, situaciones, NO PERSONAJES. 
Ahora bien, si hablamos del aspecto técnico…ES MARAVILLOSO TODO LO QUE VES EN ESTA PELÍCULA. El arte se sincroniza tan magistralmente que es imposible no cautivarte desde el primer segundo en el que comienza el film, porque claramente los planos han sido muy bien elaborados (agradecemos aquí el desempeño de las IMAX), la paleta de colores fue empleada simétricamente y de la mejor manera posible, evitando distracciones innecesarias. Los efectos visuales fueron bien trabajados, y no fue necesario un exceso de “gore” o escenas sanguinarias en sí, pues ese no era el propósito de Nolan en este film. Quizás creyó que ya era suficiente de “sangre” en películas bélicas, pero eso sí, no por eso faltan escenas que te dejan impactado al reflejar realidades de la Segunda Guerra Mundial. 
Las actuaciones del elenco fueron bastante convincentes. A pesar de la falta de empatía entre los personajes, si se puede disfrutar de estas actuaciones. Claro, hay que darle oportunidad también a este elenco novato en su mayoría, pues Fionn Whitehead, Harry Styles y Jack Lowden, por poner ejemplos, no llevan mucha carrera fílmica, pero aún así hacen un buen trabajo en la película. Eso sí, debo destacar además que no esperen muchos diálogos en el film, mientras lo vayan observando, lo notarán.
Y no podía faltar mencionar…LA MUSICALIZACIÓN de esta película es el aspecto MÁS PERFECTO que hay. Claro, no podía ser sino de Hans Zimmer, y sabemos que el dúo Zimmer-Nolan es simplemente sublime (Interestellar, El Origen, etc.). Cada escena se sincronizó majestuosamente con la música, de forma tal que me atrevo a decir, que gracias a esto, la tensión que sientes en gran parte del film es incomparable. Solo Zimmer podía hacerlo posible, pues desde el primer instante ya te atrapa de una vez con toda la banda sonora y es imposible dejarla de lado, a todo momento hay algo leve de sonido, aunque pareciera que no, SIEMPRE hay música.
Por último debo mencionar algo que ha sido bastante criticado en el film, y es el haber excluido la labor de los franceses en este evento bélico. Es verdad, se mencionan solo por unos segundos, pero también debemos comprender que Nolan quiso enfocarse en la visión inglesa del evento, que ya de por sí es bastante notorio, porque el 90% de los films sobre la WWII solo se trabajan desde el punto de vista estadounidense, al menos cuando de taquilla se trata, obvio, no incluyo películas independientes. Por lo que, hay que aplaudir que Nolan quiso enfatizar algo que podría haber sido “nulo” para algunos cineastas, pero no para él. En conclusión, no es una mala película, es bastante buena, se disfruta, te atrapa desde el primer instante, sí merece su aclamación, y es recomendable verla en el cine y no en la casa (al menos para disfrutar mejor la musicalización), créanme, no perderán ni un centavo, porque quedarás al menos embelesado por un largo rato. 
Share & Like!
error

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza