Esenciales

¿Qué es un blogger y en qué se diferencia al influencer?

La era digital ha traido consigo un sinfin de creadores de contenido dispuestos a informar a una audiencia sedienta de tendencias. Esto es algo bueno porque hay mucha variedad, pero también ha traído confusión ante vocaciones que ya llevan muchos años existiendo. Tal es el caso de los blogueros, los cuales no surgieron el año pasado, ni siquiera hace 5 años. Aún así, es común ver cómo confunden lo que es un blogger con un influencer, cuando son términos diferentes que explicaré en este post. Por lo tanto, si estás pensando en adentrarte en el blogging o en un futuro como influencer, has llegado al lugar indicado.

Te puedo asegurar que al final de este post no solo podrás diferenciar estos términos, sino que también aprenderás sobre la labor de cada uno. De esta forma, tendrás una mejor idea de cuáles son las cuentas que deseas seguir en tus redes sociales y también si deseas hacer vocación de esta forma.

Recuerda que no está mal ser blogger, tampoco está mal ser influencer -por más que hayan dañado tanto la palabra- lo único que puede estar mal es engañar a una audiencia. Mientras se mantenga un contenido auténtico, no hay problema.

¿Qué es un blogger?

Foto: Unsplash

Primero que nada, la palabra blogger también se le atribuye a la plataforma de blogging que posee Google, por lo que hay que evitar esa confusión. Ahora bien, los bloggers o blogueros son personas dedicadas a gestionar un blog ofreciendo contenido que entretenga, informe o promocione un producto. Digamos que este es el concepto más básico que puedes tener de lo que es un blogger.

El blogger se mantiene en constante contacto con sus usuarios a través de las publicaciones que realiza. Además, es esencial que posea un blog o que trabaje a través de un apartado blog. Por ese motivo, un blogger no es lo mismo que un tuitero, un instagrammer, un youtuber, etc.

Los blogueros pueden dedicarse a esto de forma personal o profesional, eso es indistinto, pero lo esencial es que generen contenido. Por esa razón, se hace tanto énfasis en que tenga un blog o apartado blog donde puedan proveer este contenido.

Características

Estas son las características puntuales de un blogger que te permitirán diferenciarlo más rápido:

  • Conocimiento en un nicho o área específica.
  • Va agregando diferentes tipo de contenido acorde a su nicho.
  • Trabaja mucho con el SEO y las mejores prácticas de contenido digital.
  • Posee un blog o apartado blog donde ofrece su información.
  • Suele ofrecer artículos o blogposts no solo de forma escrita, sino con ayuda de imágnes u otros recursos que ayuden a hacer su plataforma más interactiva.

Además, hay diferentes tipos de bloggers acorde a lo que se dediquen, sobre todo si hablamos de temáticas (lifestyle bloggers, de autoayuda, de moda, de belleza, viajeros, entre otros). Ahora bien, las dos clasificaciones más importantes en el ámbito de dedicación al blogging son:

Bloggers entusiastas o personales

Quienes se dedican al blogging de forma personal, solo como un hobby o para tener un espacio particular donde expresen sus ideas.

Bloggers profesionales o de vocación

Quienes ya se dedican al blogging como un trabajo y obtienen ingreso de ello, pues es lo que realizan en todo momento.


Aprende a crear tu blog GRATIS y desde cero


¿Qué es un influencer?

Foto: Unsplash

Como su nombre lo indica, y tomando en cuenta este artículo de grupo endor: “un influencer quiere decir que es un influenciador, que influye en decisiones o en comportamientos”.

El influencer no tiene que ser a juro un blogger y ni siquiera es necesario que sea estudiado en algo, aunque eso pudiese ayudar. Su principal característica es la influencia, por lo que suele ser alguien que resalta en el mundo digital. Y de ahí es que surgen las grandes diferencias de estas figuras con los bloggers.

Características

  • El influencer tiene el poder de afectar la decisiones de compras o de atención hacia un contenido con los demás.
  • Se enfoca en un nicho en particular y suele destacar mucho por la audiencia que tiene en ese nicho, lo que hace que sus seguidores se vuelvan “fans” y no solo clientes o usuarios.
  • Es capaz de generar confianza con su audiencia. 
  • El número de seguidores y a su vez, la calidad de su contenido, se convierten en factores clave para que sea reconocido en el mundo digital.
  • Suele ser buscado con mayor facilidad por las marcas.

¿Es lo mismo un blogger a un influencer?

Foto: Unsplash

Ya hemos ahondado en lo que es un blogger y también un influencer, por lo que la respuesta a esta pregunta es clara: no, no son lo mismo. Ahora bien, hay un gran punto que debes tomar en cuenta: un blogger sí se puede convertir en un influencer. 

De hecho, se cree que los primeros influencers fueron bloggers y youtubers. Como ejemplo, tenemos el caso del famoso Perez Hilton y la italiana Chia Ferragni (The Blonde Salad), quienes lograron una fama tal con sus blogs que más que influencers, se volvieron celebridades reconocidas en Hollywood. Por lo tanto, un blogger puede ser influencer, pero no por eso todos los influencers son bloggers.

Es necesario que comprendas estas diferencias, sobre todo si quieres dedicarte al blogging, o incluso si has pensado en ser un influencer.

En pocas palabras, los bloggers se enfocan más en gestionar un blog y que este se mantenga bien posicionado en Google, más allá de si esto les trae fama o no.

Nadie niega que la fama es atractiva y es algo que muchos anhelan, pero también es necesario comprender que no todos los bloggers buscan este objetivo.


5 apps de self-care para mejorar tu estilo de vida


Los bloggers merecen respeto

No hay nada de malo que ante la ignorancia, algunas personas confundan estos términos, pues la idea es educar. Lo que si puede ser ofensivo es que al surgir alguna controversia relacionada a los influencers, varias personas de inmediato digan que “esa es la fama de los bloggers”, cuando no es así.

Siempre que surgen controversias en ese mundillo, podrás leer que más de una persona atacará la vocación de “blogger”, lo que genera además de malentendidos con los términos, también incomodidad. Quienes realmente nos hemos dedicado al blogging por años nos puede resultar ofensivo que crean que nuestro trabajo es tener equis cantidad de seguidores y generar chismes de farándula.

Y ojo, que de por sí puede ser de mal gusto que muchos vean también de esa forma a los influencers, pero se entiende que surja algo así puesto que se convierte en “celebridades digitales”. 

Te invito a que tomes en cuenta estos conceptos a la hora de leer sobre estos temas y que también analices bien si quisieras dedicarte a alguno de ellos. Al fin y al cabo, ambas vocaciones tienen su labor, y como todo, ambas merecen respeto. En esta época de la web 2.0 es esencial aprender a diferenciar términos que ya se han popularizado, para así evitar ensuciar el trabajo de muchas personas que pueden llevar años de experiencia en ello.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza