Consejos

Tips para evitar el cansancio en el trabajo

¿Cuántas veces te ha pasado que comienzas a trabajar a las 9 a.m. y ya a las 11 te sientes agotada? Suele ser algo muy común ¿cierto? Quizás solamente te hacen falta algunos consejos útiles para que evitar el cansancio antes de tiempo, y así puedas rendir mejor en el día. Aquí te dejamos los tips más útiles para evitar el cansancio en el trabajo.

Duerme lo necesario antes de trabajar

Aunque suene muy repetitivo, es muy importante que duermas bien antes de ir a trabajar. Sabemos muy bien que puede ser complicado dormir las perfectas 8 horas todas las noches, pero en tal caso trata de dormir la mayor cantidad de horas que puedas. No importa si solo duermes 6 horas, lo importante en tal caso es que esa cantidad de tiempo sea únicamente dedicada a tu sueño y a nada más. Así que ya sabes ¡A dormir más!

Evita usar el celular en exceso antes de dormir

Además de dormir bien, recuerda que usar el teléfono constantemente mientras estás en la cama a punto de descansar, no trae nada bueno. No hay problema si decides revisar tu celular un momento, todos lo hacemos, pero la idea no es que lo hagas por más de una hora porque así no estás acostumbrando tu cuerpo a dormir en la cama, sino básicamente a lo mismo que haces el resto del día: ¡Trabajar! Porque aunque no lo creas, usar el teléfono también puede ser interpretado como una tarea agotadora para la mente.

Relájate, a menos que sea una emergencia, no pasará nada si decides poner tu celular en silencio en tu mesa de noche y te dedicas a dormir placenteramente.

Otro detalle importante es que al igual que el celular, tampoco debes quedarte largas horas viendo la tele si ya vas a dormir, y mucho menos usar la computadora. Debes comprender que dormir significa dormir, y tu cuerpo agradecerá mucho que lo sincronices bien al momento de acostarse en la cama.

Establece tus prioridades para evitar el cansancio repentino

Muchas veces, lo que realmente causa que te agotes rápido en el trabajo, es la des organización con tus labores, porque claramente eso causa mucho estrés, y el estrés ocasiona cansancio. Para evitar esto, nada mejor que decidas organizarte correctamente y establezca tus prioridades en el trabajo.

Esto puede ser incluso para los trabajos desde casa, pues incluso en las labores remotas, hay que saber organizarse para evitar un agotamiento indeseado.

Analiza bien tus tareas, tus metas principales, y de ahí ve planificando todas tus prioridades para que día a día cumplas con todo y no termines con una angustia innecesaria.

Cuida tu alimentación comiendo balanceado

Ya sabemos que es muy tentador acudir a comer muchos kekes con café al momento de trabajar, sobre todo en la tarde, cuando ya estamos desesperados por terminar todo. Pero hay que tener cuidado, porque el exceso puede crear algo negativo en nuestro cuerpo.

Por más ricos que sean los kekes marmoleados y cualquier dulce similar como los brownies de chocolate, lo ideal es no abusar de ellos y comerlos de vez en cuando. Lo recomendable es que cambies esto por frutas, cacahuates, almendras, etc. pues así evitarás pesadez en tu estómago y tendrás más energía para rendir en el día.

Debes estar pendiente de tu alimentación. Ante tanto estrés que solemos tener a diario, descuidamos varias veces lo que debemos comer. Para evitar el cansancio en el trabajo, también hay que alimentarse balanceado, así que cumple con tus comidas y nunca dejes de consumir vegetales, frutas, menestras y las cantidades adecuadas de carbohidratos para poder trabajar apropiadamente.

Toma mucha agua siempre que tu cuerpo lo pida

Seguro ya has escuchado este consejo antes y no lo puedes olvidar. Es muy importante hidratar tu cuerpo para que puedas rendir correctamente todos los días. Tienes que tomar agua siempre que sea posible, recomendable sobre todo los 8 vasos diarios o al menos 1 litro por día.

Este consejo es muy importante, sobre todo porque si no tomas agua, puedes sentir el cansancio antes de tiempo, y es lo que quieres evitar ¿cierto? Además, muchas veces confundimos el hambre con la sed, por más raro que parezca. Quizás ese antojo de media tarde no sea ganas de comer chocolate, sino simplemente tomar un vaso de agua que tu cuerpo está pidiendo con el cansancio.

El agua es el principal motor del cuerpo, así que no la dejes de lado y considérala parte esencial de tu vida para lograr una buena productividad en el trabajo.

No olvides el esparcimiento para evitar el cansancio

Quizás creas que el trabajo es solo eso, trabajo. Que ahí no tienes que hacer nada más que las labores que te mandan y listo. Pero no es así, en el trabajo también es necesario esparcirse un poco justamente para que el cuerpo no se agote antes de tiempo y termine saturado de actividades.

Sin importar en dónde trabajes, el esparcimiento es esencial. Pueden ser unos 10 minutos tomando un café con esa amistad de toda la vida, o incluso solo pasear cerca de la oficina. No dejes de dispersarte un poco de la rutina para que justamente te actives y evites el agotamiento.

Y con esto te recordamos también que fuera del trabajo, te dediques a otras actividades de esparcimiento, como ir a un gimnasio o hacer ejercicio cerca de casa, realizar algún curso de algo que te apasione, o incluso salir a visitar museos. Cualquier actividad así es necesaria para que tu mente se disperse a diario y no sienta que el trabajo es todo lo que se debe hacer en el día a día, porque la verdad, eso también agota.

El café y el chocolate para evitar el cansancio

Por supuesto que no podíamos dejar de lado el fabuloso café o el chocolate para evitar el cansancio. Eso sí, consume ambos con moderación para evitar cualquier daño en tu sistema a largo plazo.

Lo ideal es que bebas unas 3 tazas de café al día, y comas solo una barrita pequeña de chocolate de vez en cuando. De ser posible, trata de no exagerar con la azúcar en el café y trata de comer chocolate oscuro, porque así habrá más cafeína y endorfina en tu cuerpo, listo para que se llene más rápido de energía y puedas continuar con tu día sin que te sientas con cansancio indeseado.

No olvides además preparar el café con el agua más pura posible para que su aroma y sabor no se arruinen y puedas disfrutar al máximo de ese momento. Así estarás renovada y lista para seguir con tu trabajo y rutina.

Share & Like!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza