Mi Vida Como Emigrante

PRIMEROS DÍAS EN PERÚ y CONSEJOS ANTES DE EMIGRAR

“Contigo Perú” debió llamarse el post pero me fui por lo convencional por cuestiones de keywords (ya saben, SEO en Google y todo eso), pero aqui les traigo finalmente este post donde les narraré mi experiencia en Perú, específicamente Lima, en tan solo los primeros 30 días que llevo aquí.  A su vez, les dejaré unos breves consejos que deberían tomar en cuenta antes de emiemigrar a cualquier país.

Barranco

Pues bien, pasé a ser otra venezolana más que se fue de su país. Como sabrán, yo nunca fui realmente nacionalista ni amante de Venezuela (lo pueden leer AQUI), pero no por eso paso a ser frívola y olvidadiza con lo que viví ahí, sobre todo porque no conocí otro país. No es mentira que en estos días he extrañado mucho a mi familia, amigos y ni se diga a mis mascotas, sobre todo mi gato al que cargaba y consentía a diario. Creo que eso ha sido algo aún difícil de asimilar, pues a pesar de las llamadas y toda la tecnología, la distancia se siente y es doloroso, pero al menos es un alivio recordar que todo es por una mejora y un apoyo para ellos.

Lima es una ciudad que me sorprendió apenas me bajé del avión, y no es para menos saliendo de una caótica Caracas y haciendo escala en el peor aeropuerto para mi hasta ahora, que fue el de Anzoátegui. En serio, es horrible, esa parte de la experiencia sí la odié. Pasar de esa pesadilla al enorme Jorge Chávez es simplemente increíble. Ya de por sí cuando te bajas te trasladas en bus si es una distancia larga la que debes recorrer en el aeropuerto, y del resto todo es extremadamente ordenado y hermoso, sobre todo el duty free, quedas enamorado/a.

La ciudad es muy cosmopolita en gran parte, principalmente Miraflores y San Isidro, pues estos distritos tienen grandes edificios con mucha iluminación durante la noche y de por sí, muchas zonas empresariales. En la noche quedas fascinado con la vida nocturna de estos lugares, pues la cantidad de gente en las calles es enorme en comparación a Caracas, y hablo de horas como las 10 y hasta 12 de la noche.

En Miraflores hay un sinfín de tiendas y zonas turisticas, como el Parque Kennedy o La calle de las Pizzas por mencionar algunas. Pasear por toda esa zona es fascinante porque la variedad de comercios es genial, hay variedad de productos y precios, por lo que puedes pasear ahi horas y horas y no te cansas.

Otro lugar asombroso es Larcomar, pues se trata de un centro comercial con vista al mar que a pesar de no ser enorme, posee una estética muy bonita y te sientes bastante elegante al pasear por ahí, pues su target es principalmente gente de clase alta y media-alta.

Chorrillos

Si hablamos del sitio en el que vivo actualmente, pues se trata del Distrito de Barranco, el lugar “bohemio” de Lima. Hasta ahora, sigo enamorada de este sitio y mientras más lo conozco, más me quedo embobada. Debo agradecer esto a mi familia materna que es peruana por completo, desde mi mamá hasta tíos y abuelos, pues estoy viviendo en una casa que le pertenece a este legado, y que a pesar de algunas dificultades y los años, mi familia ha hecho todo lo posible (sobre todo mi único primo directo por parte materna) para mantener esta casa, por lo que digamos que soy afortunada de haber llegado como emigrante sin tener que pagar alquiler, aunque igual tengo gastos y debo apoyarlos economicamente.

Atardecer en Barranco

Playa de Barranco

En Lima hay MUCHÍSIMO trabajo, como no tienen idea, es imposible quedar desempleado aquí.  Ahora bien, obviamente es difícil encontrar el trabajo del área que uno desea, pero con perseverancia todo se puede. Yo empecé a trabajar a solo dos semanas de haber llegado, y no comencé limpiando platos como algunos creen que siempre se empieza, aunque esa labor no es para nada mala, y comenzar así a veces es necesario. Al fin y al cabo, mas gana el que limpia platos en Lima, que el gerente más “preparado” en Caracas.

Mi trabajo actualmente se basa en mejorar la publicidad de un producto que está vendiendo un pequeño negocio peruano. La dueña vive en Miami, pero el resto de su familia sigue aquí y la apoyan con eso. No es el trabajo de mi sueños, pero me siento bien a pesar de todo y son muy flexibles y con horario part-time, por lo que debo agradecer eso. Y no, no gano una miseria, de hecho gano un poco más del sueldo mínimo.

Playa de Barranco

Por ahora dejaré parte de mi experiencia hasta aquí, pero prometo actualizarlos con más. Les escribo abajo unos breves consejos que deben tomar en cuenta antes de emigrar, sobre todo si eres venezolano/a.

CONSEJOS ANTES DE EMIGRAR

  • Analiza bien acorde a tus necesidades a mediano plazo el destino al que acudirás. Claramente cualquier país está más estable que Venezuela, pero ninguno es perfecto y debes investigar bien todo, incluso sus aspectos negativos, para no llevarte un chasco cuando llegues.
  • Prepara con MUCHA anticipación todos los documentos que debes llevar, y NO, contrario a lo que dicen, NO APOSTILLES TODO, solo lo que REALMENTE sea necesario, y eso solo se sabe investigando bien qué exigen en el destino al qué irás, de lo contrario solo estarás aumentando tus dolores de cabeza si enloqueces apostillando cualquier cosa.
  • Lleva dinero para al menos el primer mes que estés ahí, sobre todo porque andarás sin trabajo. Lo suficiente al menos para lo básico que es alquiler (si es tu caso), mercado y documentación para estar legal. Muchos dicen que dependiendo del país, lo mínimo recomendable son $300, pero si puedes tener más, mejor. 
  • Prepara con tiempo las maletas e investiga bien TODO referente a este tema con la aerolínea o línea de buses que vayas a usar, pues eso puede salvarte de mucho a última hora.
  • De ninguna forma llegues forrado/a de “Venezuela”, es decir, no vayas con una gorra, una franela, zapatos y todo con la bandera, NO LO HAGAS, se ve de pésimo gusto y a nadie le interesa saber de dónde vienes a menos que te lo pregunten. En Venezuela yo no veía 24/7 a chinos, portugueses o españoles forrados de sus países, a menos que fuese una ocasión especial (un partido de fútbol, por ejemplo) y en esos casos si puedes forrarte si quieres, pero no lo hagas llegando al país y MENOS si VAS A MIGRACIONES, deja mal parada la imagen del venezolano.
  • No es necesario que vayas con un postgrado, pero si emigra preparado/a. Si vas como bachiller, trata de ir bien acompañado y con mucho apoyo, pues cada vez es más común ver a muchos venezolanas montándose en buses pidiendo dinero vendiendo dulces, y esa no es la idea. 
  • Por último, al menos por ahora, aprovecha al máximo tus últimos días en Venezuela. Si tienes dinero para comprar cosas que puedas usar al emigrar, hazlo, sobre todo con lo caótica que es esa economía. Comparte mucho con tus amigos y familia porque no sabes cuando los volverás a ver, y sobre todo SÉ FELIZ con todo lo que haces, incluso con los nervios, porque eso es natural.

Share & Like!
error

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

error

¿Te gustó? Puedes compartirlo con confianza